No hay palabras

En que momento del presente fue que nuestro pasado se nos volvio gris, dejándonos sin futuro ni destino.  Cuando es sabido que amar no tiene edad, tiempo ni distancia, solo sabe de intensidad. Pero paso tanto el tiempo, que a esta edad todo queda tan distante, cuando calculabamos que tan corto seria el para siempre, y en quien encontraremos eso que decíamos que nadie podía ser como tu, como podremos mirar otros ojos si toda la luz del universo estaba en ese instante en que nos mirábamos y reíamos solo por estar en ese momento juntos, como podremos formar esa familia que tanto soñábamos al mirar un atardecer, como podremos igualar la suavidad en rozar la piel del otro, podra alguien quizás superar la cantidad de besos que nos hemos dado el uno al otro sin importar donde fueran, se volveran a sentir seguros nuestros nombres en las voces de otros tanto como cuando gritabamos con desenfado que nos amabamos y nos sentíamos inmortales.  Quien cuidará nuestros sueños cuando despertemos en cada amanecer y nos dara un beso antes de dormir. Hay cosas que ya no serán mas que un recuerdo, o un olvido... Antes odiarnos, nos amabamos. Pero hoy solo queda el silencio.